Problemas y soluciones respecto a la disponibilidad de algunos alimentos en el país Correo electrónico

La Paz, 14 de mayo de 2008. A propósito de la crisis alimentaria que se avecina se hacen evidentes algunos problemas productivos, de disponibilidad y consumo de alimentos ya existentes y que pueden agravar los efectos en Bolivia del mencionado fenómeno de alcance mundial; sin embargo, también se avizoran soluciones de corto y mediano plazo. A  continuación se hace referencia a algunos ejemplos:

1. Según la Unidad de Análisis de la Producción (UDAPRO) dependiente del Ministerio de Producción y Microempresa, el país afrontará este año un déficit de leche calculado en 172,6 millones de litros. En términos generales este déficit se debe: al incremento de la demanda a expensas sobre todo del desayuno escolar, a la baja productividad de las regiones lecheras del país; a la ausencia de tecnología y sistemas de refrigeración que garanticen la cadena de frío desde la extracción al acopio, al mal estado de las carreteras y a la falta de forraje para la alimentación del ganado por la afectación provocada por el fenómeno climático de La Niña; también influyen el uso de tecnología obsoleta y la falta de parámetros homogéneos en los procesos industriales. Actualmente la provisión de leche y sucedáneos está prácticamente monopolizada por las industrias PIL.

Entre las medidas de solución, el Gobierno prepara un Plan de Desarrollo de la Industria Lechera en coordinación con ANDIL (Asociación Nacional de Industrias Lecheras) y CONAPLE (Coordinadora Nacional de Pequeños Productores Lecheros). Ese plan sería puesto en marcha por la Corporación Boliviana de Fomento a la Producción Ecológica, de futura conformación y que puede ser dirigida por el Ministerio de Producción y Microempresa. El documento plantea reducir en el corto plazo los problemas del acopio de la leche y de la cadena de frío, problemas que afrontan los productores pequeños. En el mismo sentido, el Gobierno creó un fondo con más de siete millones de dólares para impulsar proyectos productivos de los pequeños y medianos productores y pretende desarrollar plantas lecheras a nivel provincial en los departamentos de La Paz, Tarija y Cochabamba.

2. La Alcaldía de Cochabamba dio a conocer que producirá harina de trigo y con ello elaborará el pan destinado al desayuno escolar a menor precio.  El Molino SAICO, avaluado en más de un millón de dólares, será transferido próximamente a esta Alcaldía para garantizar la producción de harina, la planta tiene una capacidad de producción de 150 toneladas de harina por día y las autoridades pretenden también producir pan para consumo de la población de un sector de la ciudad a precio justo.

Gracias a la promulgación de la Ley 3842, “se pudo concretar la autorización para conformar una sociedad anónima mixta entre los productores de cereal, panificadores y la Municipalidad de Cochabamba para la elaboración de harina certificada”, sostuvo Jorge Chávez, subdirector de la Secretaría Ejecutiva de la alcaldía cochabambina, ésta es la segunda adjudicación que logra la Institución, ya que la primera fue la planta lechera de Azirumarca. El municipio  prevé que en cuatro meses se concluirá la instalación de esta importante maquinaria para producir harina de trigo y de maíz a bajo costo.

3. La Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos EMAPA, creada por Decreto Supremo 29230 de 15 de agosto de 2007 y dependiente del Ministerio de Desarrollo Rural Agropecuario y Medio Ambiente. MDRAyMA, ha iniciado su primera cosecha con la producción de 3.482 toneladas de trigo y 5.700 toneladas de arroz para contribuir al normal abastecimiento de estos productos de la canasta familiar. Su director, Álvaro Rodríguez, informó que la empresa, en una primera instancia impulsó la siembra de trigo, arroz, maíz y soya, para ello la empresa procedió a organizar e identificar a los productores y la superficie de intervención, luego la provisión de insumos bajo la modalidad de anticipo de pago de la producción y prestó asistencia técnica gratuita. Posteriormente, se encargará del transporte y acopio de la producción y compra de la cosecha, para finalmente proceder a la transformación y al comercio al mayoreo.

4. La Prefectura de La Paz y la Embajada del Japón, firmaron un acuerdo de cooperación para fortalecer los programas de riego y producción agropecuaria que beneficiarán a varias comunidades de las provincias Aroma y Loayza del Departamento de La Paz.