Consideraciones constitucionales y leyes sobre Alimentación Complementaria Escolar PDF Imprimir Correo electrónico

    constileydecreto

La Constitución Política del Estado, aprobada el 25 de Enero de 2009 mediante referéndum  dirimitorio y promulgada el 7 de febrero de 2009, en sus artículos 16, 82, 311 y 312, garantiza el derecho a la alimentación teniendo el Estado Plurinacional la obligación de proveer una alimentación sana, adecuada y suficiente a la población haciendo hincapié a garantizar el acceso y permanencia a la educación a través de un programa de alimentación entre otras cosas. Asimismo, el Estado tiene la obligación de erradicar la pobreza y las desigualdades.

La Ley 1551 de  20 de abril de 1994, de Participación Popular, reconoce, promueve y consolida el proceso de participación popular articulando a las comunidades indígenas, campesinas y urbanas, en la vida jurídica, política y económica del país. Procura mejorar la calidad de vida de la mujer y el hombre boliviano, con una más justa distribución y mejor administración de los recursos públicos. Fortalece los instrumentos políticos y económicos necesarios para perfeccionar la democracia representativa, facilitando la participación ciudadana y garantizando la igualdad de oportunidades en los niveles de representación a mujeres y hombres. Asimismo, en su artículo 14 inciso m) al hacer referencia a la ampliación de las competencias municipales señala  que los municipios deberán atender los programas de alimentación complementaria incluyendo desayunos escolares.

La Ley N° 1565 de 7 de julio de 2004, de Reforma Educativa, señala entre los fines de la educación Boliviana el de formar integralmente al hombre y la mujer boliviana, defendiendo y fortaleciendo la salud del pueblo, promoviendo la buena nutrición entre otras.

La Ley N° 1654 de 28 de julio de 1995, de Descentralización, asigna recursos económicos y financieros a nivel departamental a través de las Prefecturas además de coordinar el trabajo del ente Departamental con los diferentes Municipios.

La Ley N° 2028 de 28 de octubre de 1999, de Municipalidades,  asigna entre las funciones administrativas y financieras entre otros la supervisión del uso de alimentos y otros insumos del sistema de educción. Paralelamente en cuanto a Desarrollo Sostenible promueve y atiende programas de alimentación complementaria entre los grupos sujetos de subsidio público.

La Ley N° 2235 de 31 de julio de 2000, de Dialogo Nacional 2000, en su Art. 10 señala que el 20% de los recursos de la cuenta dialogo 2000 serán destinados a los Servicios de Educación Escolar Pública invirtiendo entre otras áreas a la dotación de incentivos que eviten la deserción escolar tal es el caso del desayuno escolar.

La Ley N° 1178 del 20 de julio de 1990, de Administración y Control Gubernamentales, entre los diversos sistemas que regula hace referencia al Sistema de Administración de Bienes y Servicios, siendo por ende la presente Ley la norma que rige los sistemas de licitaciones y contrataciones.

El Decreto Supremo N° 28421 distribuye el impuesto directo a los hidrocarburos creado por Ley N° 3058 de 17 de mayo de 2005 referente a hidrocarburos, esto entre los Departamentos productores y no Productores, señalando que los beneficiados con este recurso deben destinar parte del mismo al sector de educación.

El Decreto Supremo N° 27328, compro boliviano, en el marco de la Ley 1178 reconoce a las micro y pequeñas empresas otorgando medidas preferenciales en cuanto a la compra de insumos, bienes y servicios nacionales.

El Decreto Supremo N° 28667, modifica el Consejo Nacional de Alimentación y Nutrición – CONAN, con la finalidad de impulsar la nueva Política Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional.

La Resolución Bi-Ministerial Nº 001/01 de 15 de enero de 2001 establece los procedimientos para la implementación de los programas de salud y alimentación escolar a ejecutarse en el país, por instituciones que tienen programas y proyectos de salud y alimentación escolar, así como todas las unidades educativas públicas y privadas de los niveles educativos, inicial, primario y/o secundario, en aplicación de la Política de Salud y Alimentación Complementaria  Escolar.

El Gobierno Nacional tiene como política generar oportunidades para todos los actores económicos, promoviendo la inclusión de los Micro y Pequeños Empresarios, Organizaciones Económicas Campesinas y Asociaciones de Pequeños Productores en los procesos de contratación del Estado, con el objetivo de fortalecer e impulsar la producción nacional, mejorando la calidad de vida de los bolivianos.

La educación tanto primaria como secundaria es garantizada por la actual Constitución Política del Estado, siendo deber del Estado el velar por la culminación satisfactoria de la etapa escolar por todos los bolivianos y bolivianas.

El Gobierno Nacional debe velar por la alimentación de todos los bolivianos y bolivianas estableciendo grupos beneficiarios de subsidios entre los que se comprenden los escolares con recursos más limitados del sistema educativo.

En este sentido es necesario garantizar la alimentación escolar y reglamentar la misma mediante un Decreto Supremo. Proyecto de Decreto Supremo sobre Alimentación Complementaria Escolar.