Decreto busca fomentar la lactancia materna Correo electrónico

lactancia.gifLa Paz, 8 de mayo de 2009. Las instituciones deben habilitar espacios donde las mujeres puedan amamantar a sus bebés hasta que cumplan seis meses de edad.

Las mujeres que tengan un hijo recién nacido podrán asistir con sus bebés a sus fuentes de trabajo o estudio (públicas o privadas), hasta que los niños cumplan seis meses de edad, para poder alimentarlos con leche materna. La determinación está contenida en un decreto reglamentario aprobado por el Gobierno. Con ese fin, las entidades deberán habilitar un espacio para los niños.

 

“La reglamentación indica que si hay madres que tienen niños en edad de darles de lactar, las instituciones públicas y privadas deberán fomentar (la lactancia materna) y después del periodo de vacación por subsidio de lactancia (baja médica), (las madres) tendrán la opción de asistir (a trabajar) con sus niños para poder darles una alimentación en base a la lactancia materna. Esto también va para las universidades y para los institutos”, informó ayer en conferencia el ministro de Salud, Ramiro Tapia.

 

La normativa está contenida en el Decreto Supremo 0115 de reglamentación a la Ley 3460 de Fomento a la Lactancia Materna y Comercialización de sus Sucedáneos, del 15 de agosto del 2006.

 

Tapia afirmó que este decreto debe aplicarse inmediatamente después de su publicación en la Gaceta Oficial que está en curso.

 

En el artículo 15 del citado decreto, referido a las obligaciones, establece que “las instituciones públicas y privadas tienen las siguientes obligaciones: a) Permitir a las madres en periodo de lactancia, llevar a sus bebés a sus fuentes de trabajo y de estudio, para que proporcionen lactancia materna exclusiva durante los seis (6) primeros meses de vida”.

 

En el inciso b) ordena: “Otorgar a las madres en periodo de lactancia, el descanso establecido en la Ley General del Trabajo, en caso de que éstas no lleven a sus bebés a sus centros de trabajo” y “adecuar ambientes en los lugares de trabajo, estudio, para que las madres con niños lactantes menores de seis meses puedan amamantar en condiciones óptimas”.

 

Tapia afirmó que las instituciones deben destinar recursos para la construcción de centros infantiles, para la permanencia de los hijos de los trabajadores.

 

Por otro lado, también explicó que, como establece la Ley 3460, está prohibida la publicidad o propaganda de leches de fórmula o sucedáneos (productos que sustituyan parcial o totalmente la leche materna) en perjuicio de la lactancia materna. “Como no se puede evitar la comercialización, en todas las latas debe figurar la frase: ‘La lecha materna es lo mejor para su bebé, se recomienda su uso exclusivo hasta los seis meses’”, dijo.

 

Tapia recordó que la ley, también lucha contra la desnutrición infantil. Aclaró que se continuará entregando el subsidio de lactancia a las mujeres embarazadas y pidió un buen uso de los productos que se les distribuye.

 

Según la Ley General del Trabajo, las instituciones públicas y privadas que contemplen en sus planillas a más de 50 trabajadores, deben abrir centros infantiles o salas cunas para los hijos de sus empleados.

 

“Las empresas que ocupen más de 50 obreros mantendrán salas cuna, conforme a los planes que se establezcan”, ordena el artículo 62 de la citada ley. El artículo 61 ordena: “Las mujeres embarazadas descansarán 30 días antes hasta 30 días después del alumbramiento, o hasta un tiempo mayor si como consecuencia sobrevinieren casos de enfermedad. Conservarán su derecho al cargo y percibirán el 100% de sus sueldos o salarios. Durante la lactancia tendrán pequeños períodos de descanso al día no inferiores en total a una hora”.

 

El ministro de Salud, Ramiro Tapia, dijo ayer que las empresas deben destinar un presupuesto para la creación de los centros infantiles, tomando en cuenta que el reglamento de la Ley 3460, que fomenta la lactancia materna, permite a las mujeres asistir a sus fuentes laborales con sus bebés menores de seis meses.