Empieza el registro para el pago del Bono Juana Azurduy Correo electrónico

bono.gifLa Paz, 11 de mayo de 2009. Comienza el registro de mujeres gestantes y madres de niños de hasta dos años que se beneficiarán con el Bono Madre-Niño Juana Azurduy, consistente en 1.820 bolivianos distribuidos desde la etapa prenatal hasta los dos años del niño. El objetivo es bajar los niveles de desnutrición y mortalidad materno-infantil en el país.


El ministro de Salud, Ramiro Tapia, explicó que las embarazadas y madres de pequeños de hasta dos años y que carezcan de seguro social deben registrarse en un centro de salud público con la presentación de su carnet de identidad o el certificado de nacimiento del bebé.

 

El bono será distribuido en todo el país a partir del 27 de mayo, Día de la Madre, y consiste en 50 bolivianos por cada uno de cuatro controles prenatales, 120 si el parto es atendido en un centro público y 125 por cada control médico bimestral del hijo hasta que cumpla dos años.


El beneficio se halla destinado a la población que no tiene seguro, que es alrededor del 70 por ciento de los bolivianos. En la primera etapa del registro, desde hoy y hasta el 21 de mayo, se inscribirán 20.000 beneficiarias, quienes podrán cobrar el 27 de mayo. Después de esta fecha, el registro continuará de manera normal.


Considerando que hay regiones que carecen de cobertura en salud, Tapia aclaró que cada municipio fue equipado con dos ambulancias, las cuales se trasladarán a zonas rurales alejadas para acercar a la gente a donde haya un sitio de inscripción.


El Bono Madre-Niño impulsa a que la mujer haga cuatro controles durante el embarazo, por los que recibirá 200 bolivianos (50 por cada uno), así se velará por el desarrollo del hijo y el proceso de gestación: si ella no tiene problemas de presión arterial o si su alimentación es sana, entre otros factores.


Tras el parto -por el que recibirá 120 bolivianos- se reconocerá con 125 bolivianos a las progenitoras que asistan a los controles prenatales cada dos meses hasta que el niño tenga dos años.


Los objetivos de esa fase son promover la lactancia materna exclusiva -los primeros seis meses de vida, el bebé sólo debe ser alimentado con leche de pecho- y reducir la desnutrición que acosa a este sector, además de la mortalidad materno-infantil.


El galeno verificará asimismo el desarrollo del infante: aumento de talla, peso, evoluciones intelectual y psicomotriz.


Si la mujer está registrada, sus controles -pre o postnatales- y el parto deben ser certificados por el médico en un documento con el que ella podrá hacer el cobro del monto que corresponda, esto ante la entidad bancaria encargada del desembolso en las regiones urbanas, la cual aún no fue elegida. En el área rural, donde no hay esas financieras, el pago será hecho por las Fuerzas Armadas.

Tapia dijo que en Bolivia hay aproximadamente tres mil centros de salud públicos, entre postas y hospitales, de los cuales solamente 1.500 cuentan con un galeno y el resto es atendido por enfermeras. La contratación de 400 ítems eventuales tenderá a llenar ese vacío.


Pero el Ministerio también recurrió a las federaciones de campesinos para integrar en el plan a las parteras, sobre todo en el área rural. La autoridad argumentó que con esa incorporación se espera que la mujer del campo asista más a los centros de atención al ver que se respetan sus costumbres.

Reducir la mortalidad neonatal en 30 por ciento en cinco años (de 2009 a 2013) es el objetivo del Ministerio de Salud, según el responsable del área, Ramiro Tapia.


La autoridad de Salud recalca que el lanzamiento del Bono Juana Azurduy desde el 27 de mayo, que dará un monto económico por controles médicos a gestantes y niños de hasta dos años, y la vigencia del Reglamento a la Ley del Fomento de Lactancia Materna son las medidas más importantes para reducir los índices de mortalidad materno-infantil, así como los de desnutrición.


Tapia explica sobre la evaluación: “Con el bono se está abriendo una valoración mensual y otra semestral. Pero para parámetros más claros, hay que hacer análisis cada año, así en cinco años se concluirá si se bajó la mortalidad y la desnutrición. Haremos una validación del impacto de nuestras medidas”.


El Reglamento de Fomento a la Lactancia Materna busca que las madres otorguen a sus bebés lactancia exclusiva durante sus primeros seis meses y norma que en las oficinas públicas y privadas y en instituciones educativas las permitan asistir con sus hijos para alimentarlos. A la par, la determinación regula la dotación de espacios en las fuentes laborales para alimentación y estancia de menores de seis años.


Como tercera acción para reducir los índices de muertes maternas e infantiles para 2013 está el Proyecto de Prevención de Enfermedades y Promoción de Salud. El Ministro dijo que “son fundamentales para bajar la mortalidad en general y la materna-infantil en particular, porque la mayor parte son prevenibles”.

 

Fuente: La Prensa.