Municipio alteño impulsa producción de frutas tropicales PDF Imprimir Correo electrónico

higouva.jpgEl Alto, 19 de febrero de 2009. Con el apoyo del municipio, la producción de frutas tropicales en microhuertas en la ciudad de El Alto ya es un hecho; los distritos rurales producen uvas, higo, hortalizas y plantas medicinales, producción que espera llegar al mercado local en los siguientes meses. Las microhuertas son financiadas por el gobierno municipal, que brinda asistencia y capacitación técnica a los productores. Los propietarios tienen que poner los terrenos y la construcción del ambiente, y el municipio les dota de los callapos y el agrofil, para la cubierta de la microhuerta.

Hasta el momento la producción de frutas subtropicales como la uva no había sido posible. Actualmente los testimonios dan cuenta del trabajo que se viene realizando desde hace un año.

 

Primo Ulo Saca y su esposa, Exalta Flores, trabajan conjuntamente en el cuidado de las plantas y verduras, “hay que cuidar las plantas como bebés”, comenta Primo.

 

El trabajo no es constante ya que se riegan las plantas día por medio, “también me ayuda mi hija, porque tiene otra carpa solar en el colegio, además la temperatura debe mantenerse entre 40 y 45 grados”, asegura doña Exalta Flores.

 

La carpa tiene una dimensión de diez por tres metros, en ese pequeño espacio es donde se producen las diferentes variedades de frutas, hortalizas y verduras.

 

Los primeros gajos e hijuelos son dotados en forma gratuita por el gobierno municipal. Las semillas y plantines son entregadas con la debida asistencia técnica del proyecto. Algunas semillas certificadas también son adquiridas en los centros municipales de insumos.

 

La uva, como una novedad, la frutilla, el higo, granadilla y otros, son las frutas que se pueden producir en las carpas solares.

 

La planta de la uva se trajo desde el valle de Sapahaqui, tiene casi un año y tiene buenos resultados, ya que su producción supera las expectativas.

 

Primo Ulo y su esposa, a tiempo de comentar que la uva es una de las frutas más exquisitas que producen, se plantean el reto de producir en el futuro plátano y postre, plantas que piensan traer de la zona de los yungas paceños, con el propósito de producir en cantidad.

 

Las verduras se adaptan más fácilmente al medio ambiente, por este motivo las verduras que se plantaron han dado buenos resultados. Así lo confirma don Primo, mostrando en su carpa la Walusa, propia de los Yungas, el orégano en diferentes variedades, el maíz de pipoca, choclo yungueño, el pimiento morrón, la papicra, no tan conocida en nuestro medio y la huacataya.

 

Los insumos para la producción son netamente naturales, sin la utilización de productos químicos, lo que hace más resaltable el trabajo de estas personas.

 

Adolfina Quispe, asistente técnico del proyecto, informó que en la ciudad de El Alto existen alrededor de mil carpas solares. Los asistentes llegan a las carpas dos veces al mes para la inspección del trabajo, pero las familias pueden realizar el trabajo en forma independiente, una vez aprendidas las técnicas del proceso de cultivo hasta la cosecha.

 

Quispe resaltó que este proyecto busca la salud alimentaria de la familia, la que tiene que volverse autosostenible.

 

Por el momento no están construyendo nuevas carpas solares, pero Adolfina Quispe, aseguró que el gobierno municipal está buscando financiamiento para ampliar el proyecto.