Nutricionista recomienda a diabéticos consumir verduras y legumbres PDF Imprimir Correo electrónico

diabetes.gifCochabamba, 5 de mayo de 2009. Una buena alimentación es importante para reducir el riesgo de contraer la diabetes y, en el caso de las personas que ya tienen esta enfermedad, es “clave” para que éstas puedan vivir bien.

 

La nutricionista y dietista, Jacqueline Arando, explicó que es importante que en la dieta de las personas, tengan o no diabetes, esté presente una buena cantidad de verduras y legumbres, en por lo menos un tercio del plato. Comer alimentos, como habas, vainitas, porotos, lentejas, garbanzos, tarwi y arvejas contrarrestan el riesgo de contraer la diabetes. Recomendó comer zanahoria en rodajas, fruta, papaya y todas las cítricas como la naranja y la lima, pero sin exprimir, además de almendras.

Dijo que si bien el consumo de carbohidratos (papa, quinua, arroz, pan, fideos, galletas, maíz, camote, oca) es importante, no se debe exagerar en la cantidad que se come cada día.

 

Estos alimentos proporcionan la energía que requiere el cuerpo, pero cuando se consume en grandes proporciones se acumula en forma de azúcar que pasa al torrente sanguíneo.

 

Por eso, la nutricionista aconseja que una forma de combatir la diabetes sea incluir en la dieta diaria las frutas (enteras) y verduras (crudas), y disminuir la cantidad de carbohidratos que se come.

 

Una persona que vive con diabetes debe tener al día al menos cinco comidas, de las cuales no se pueden suprimir las más importantes, el desayuno, el almuerzo y la cena.

 

Para empezar su día, el diabético debe tomar un desayuno que contenga un vaso de leche dietética, que puede variar con un mate o té, además de pan blanco, quesillo, una o dos claras de huevo y mermeladas “light” en pequeña cantidad.

 

Como merienda, a media mañana, debe comer fruta, de preferencia entera o picada, no licuada porque se pierde la fibra. Se puede incluir gelatina dietética o yogur.

 

En el almuerzo, la sopa debe tener bastante verdura. En cuanto al segundo, éste debe tener medio plato de verdura, un cuarto de carbohidratos y el restante una porción de carne. Como postre se puede comer fruta o gelatina dietética.

 

En la merienda de media tarde se puede comer fruta, o gelatina light, o incluso té (endulzado con edulcorante) con medio pan integral o diez galletas integrales.

 

La cena también debe contener medio plato de verdura, cocidas al vapor o con cinco minutos de cocción como máximo para que no se pierdan las vitaminas y minerales. La cuarta parte de los carbohidratos y la porción de carne, de preferencia blanca.

 

Las personas que utilizan insulina deben incluir en su dieta una merienda más, antes de acostarse, fruta o un vaso de leche tibia.

 

La dieta debe ir acompañada del consumo agua, al menos dos litros por día o unos 8 vasos.

 

La nutricionista recordó que un diabético debe seguir tres pilares básicos, el tratamiento farmacológico, un plan de alimentación adecuada, y la actividad física.

 

Fuente: Opinión